INTOLERANCIA Y/O INCOMODIDAD ASOCIADOS AL USO DE LENTES DE CONTACTO ¿TIENE SOLUCIÓN?

maig 5, 2022


El abandono en el uso de lentes de contacto es algo relativamente frecuente y que se ha estimado en España con una tasa de en torno a un 30% y en EEUU alrededor de un 15%(1,2). Por tanto, si eres usuario de lentes de contacto y tus lentes de contacto no te resultan cómodas o no puedes tolerarlas las horas que querrías, hasta el punto de plantearte dejar de usarlas, quizás la primera pregunta que te surja sea ¿me pasa sólo a mi? De los datos que acabo de proporcionarte a cerca de la tasa de abandono podrás deducir que la respuesta es NO. No eres el único y, de hecho, es algo relativamente frecuente entre usuarios de lentes de contacto.

Probablemente la siguiente pregunta que te hagas sea ¿por qué me pasa? Con frecuencia, el abandono de lentes de contacto se ha asociado a incomodidad durante el porte de las mismas. A su vez, tanto pacientes como profesionales utilizan el término “sequedad” para tratar de definir el motivo de la intolerancia de lentes de contacto(2). Pero “sequedad” es un término inespecífico utilizado mayoritariamente por pacientes, aunque también por los profesionales cuando no encontramos una explicación a la incomodidad e intolerancia a tus lentes de contacto.

La realidad es que existen motivos muy diversos por los que las lentes de contacto pueden ser incómodas. Y a continuación voy a exponer los que con mayor frecuencia hemos encontrado en nuestra consulta:

  • Prescripción o graduación inadecuada de las lentes de contacto.

No es infrecuente que cuando existen niveles bajos de astigmatismo, los profesionales tengamos tendencia a no prescribirlos en la lente de contacto, basándonos en una antigua creencia de que la lente de contacto puede corregir ciertos niveles de astigmatismo o que éstos no afectarán a la visión del paciente(3). Nada mas lejos de la realidad, ya que los espesores con los que actualmente se fabrican las lentes blandas no permiten la formación de una película lagrimal entre la lente y el ojo que corrija esos astigmatismos(4-6). Niveles bajos de astigmatismos sin corregir pueden afectar a la agudeza visual(7), a la calidad visual(8) y a la velocidad de lectura(9). También pueden ocasionar un síntoma que conocemos como astenopia y que consiste en cansancio, irritación o quemazón de los ojos cuando se realiza una determinada actividad, como por ejemplo trabajar con el ordenador. La astenopia es, en ocasiones, erróneamente identificada como “sequedad”.

  • Incompatibilidad con la solución de mantenimiento utilizada.

Los materiales de hidrogel de silicona con los que se fabrican la mayoría de lentes de contacto blandas que adaptamos, tienen la capacidad de absorber en su matriz pequeñas cantidades de la solución utilizada para la desinfección, limpieza y conservación. Una vez en el ojo, liberan esa solución a la superficie ocular, resultando en una reacción de toxicidad o hipersensibilidad(10). Aunque con las soluciones actuales ya se han solucionado bastante estos problemas de compatibilidad, todavía existen combinaciones o soluciones con capacidad de producir lo que los profesionales conocemos como tinciones asociadas a la solución de mantenimiento (Solution-Induced Corneal Staining – SICS). Esta condición provoca picor, quemazón, irritación, etc. (11)

  • Adaptación inadecuada de la lente de contacto.

La mayoría de lentes de contacto blandas tiene parámetros estándar(12). Es decir, no se puede modificar el tamaño de la lente o la curvatura de la misma, para adaptarla mas a cada ojo. Si bien es cierto que un gran número de ojos pueden ser adaptados con lentes estándar, existen algunos ojos que tienen parámetros ligeramente fuera de la normalidad(13). Estos ojos van a requerir probar con diferentes lentes estándar hasta encontrar una que se adapte a la forma del ojo. Si una adaptación óptima no puede conseguirse con una lente estándar, siempre existe la posibilidad de diseñar una lente a medida con tamaño y curvatura de la lente personalizados para un ojo determinado(13).

  • Desarrollo de alguna patología como el ojo seco o la conjuntivitis papilar.

Si bien estas condiciones van a cursar de forma no aguda en la mayoría de los casos, van a mermar de forma crónica la comodidad con lentes de contacto(14-15).

Aunque existen otras causas, las aquí analizadas son las que hemos observado con mayor frecuencia entre nuestros pacientes.

Ahora bien, como paciente estarás preocupad@ por la resolución del problema y seguramente, la siguiente pregunta que te hagas sea ¿qué puedo hacer para solucionarlo? La respuesta a esta pregunta pasará en el 100% de los casos por visitar a un profesional de la visión, con cierta especialización en el campo de las lentes de contacto. En el caso de que la prescripción no sea adecuada, tu especialista ajustará la graduación de tus lentes de contacto. Mediante la realización de un test en el que se utiliza un tinte para la superficie ocular (fluoresceína) podrá determinar si existen evidencias de que la solución de mantenimiento que utilizas no es adecuada. En caso de que así sea, prescribirá una solución que considere mas adecuada y monitorizará si eso resuelve el problema. Si la lente es el problema, la observación de la misma mediante un biomicroscopio suele revelar indicios de mal centrado o movimiento inadecuado. Tras el análisis de tus parámetros oculares, determinaremos si necesitas una lente a medida. Por último, algunas condiciones como el ojo seco o patologías alérgicas como la conjuntivitis papilar suelen mejorar significativamente con lentes con tratamientos de superficie específicos o reemplazos mas frecuentes.

Como conclusión, podemos decir que la incomodidad o intolerancia de las lentes de contacto tiene en la mayoría de los casos solución o al menos un amplio margen de mejora. Deja que sea un profesional de la visión quién detecte el problema y realice las actuaciones oportunas para manejarlo.

REFERENCIAS

  1. Ibáñez E. En España hay 2,5 millones de usuarios de lentes de contacto. ¿Puede seguir creciendo esta cifra? Gaceta Óptica 2012;471(6)
  2. Korb DR. Contact Lens Discomfort. How to Resolve Today. AAO Meeting November 2014. Denver.
  3. Sulley A, Young G, Osborn K, et al. A multi‐centre study of astigmatic nonusers of soft toric contact lenses. BCLA Conference 2011, Poster Presentation.
  4. Morgan P, Efron SE, Efron N, Hill EA. Inefficacy of Aspheric Soft Contact Lenses for the Correction of Low Levels of Astigmatism. Optom Vis Sci 2005;82(9):823-828.
  5. Bernstein PR, Gundel RE, Rosen JS. Masking corneal toricity with hydrogels: does it work? Int Contact Lens Clin 1991;60:728–31.
  6. Cho PC, Woo GC. Vision of low astigmats through thick and thin lathe-cut soft contact lenses. Contact Lens Ant Eye 2001;24:153–60.
  7. Richdale K, Bernsten DA, Mack CJ, Merchea MM, Barr JT. Visual Acuity with Spherical and Toric Soft Contact Lenses in Low- to Moderate-Astigmatic Eyes.Optom Vis Sci 2007; 84(10):969-975.
  8. Wolffsohn JS, Bhogal G, Shah S. Effect of uncorrected astigmatism on vision. J Cataract Refract Surg 2011;37:454–60.
  9. Wills J, Gillett R, Eastwell E, Abraham R, Coffey K, Webber A, Wood J. Effect of Simulated Astigmatic Refractive Error on Reading Performance in the Young. Optom Vis Sci . 89(3):271-276.
  10. Jones L Powell CH. Uptake and release phenomena in contact lens care by silicone hydrogel lenses. Eye Contact Lens . 2013; 39: 29–36.
  11. Willcox MD Phillips B Ozkan J Interactions of lens care with silicone hydrogel lenses and effect on comfort. Optom Vis Sci 2010; 87: 839–846.
  12. Van der Worp E. Mertz C. Sagittal height differences of frequent replacement silicone hydrogel contact lenses. Cont Lens Anterior Eye 2015;38(3):157-62.
  13. Van der Worp E. The Science and Skill of Fitting a Soft Lens. Contact Lens Spectrum 2017;32(11):52-56.
  14. Craig JP, Willcox MDP, Argüeso P, et al. The TFOS international workshop on contact lens discomfort: report of the contact lens interactions with the tear film subcommittee. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2013;54:TFOS123-56.
  15. Efron N, Jones L, Bron AJ, et al. The TFOS international workshop on contact lens discomfort: report of the contact lens interactions with the ocular surface and adnexa subcommittee. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2013;54:TFOS98-122.

Entradas relacionadas

No Results Found

The page you requested could not be found. Try refining your search, or use the navigation above to locate the post.